CLÍNICA DE DRENAJE LINFÁTICO MANUAL EN MADRID

Trabajamos para recuperar tu bienestar

El drenaje linfático es un tipo de masaje que tiene como propósito eliminar la acumulación de líquidos y de toxinas. Se utiliza en diferentes situaciones y según varias necesidades, pero el objetivo es siempre activar la circulación de la linfa y la eficacia del sistema linfático

Diferencias entre el drenaje linfático y el masaje convencional:

Masaje Convencional Drenaje Linfático Manual
Tiene efectos sobre el sistema circulatorio sanguíneo
Estimulación del tono muscular
Suele provocar enrojecimiento cutáneo
Puede provocar dolor
Se hace con una presión de moderada a fuerte
Se puede hacer con cremas y lubricantes
Tiene efectos sobre el sistema linfático
Efecto relajante sobre el tono muscular
No debe provocar enrojecimiento cutáneo
No debe nunca provocar dolor
Se hace siempre con una presión suave
No se usan cremas

Cuando recurrir al drenaje linfático manual

  • Linfedema: Es un edema producido por una obstrucción en los canales linfáticos. El objetivo principal del tratamiento es drenar a través de presiones mecánicas la linfa acumulada en el espacio extracelular, se favorece manualmente el camino de la linfa derivando hacia trayectos colaterales.
  • Lipedema: es un edema producido debido a una acumulación de grasa en las piernas, aunque también puede producirse esta acumulación en los brazos. Tratar este problema con tratamiento fisioterapéutico resulta esencial.
  • Edema por Embarazo: se originan debido a los cambios hormonales que se producen durante los meses de embarazo que conlleva a un aumento en la retención de líquidos y se le suma la compresión del feto a los vasos linfáticos mas profundos.
  • Edema Postquirúrgico: La hinchazón o edema que se observa tras una cirugía se debe a la retención de líquidos en los tejidos del cuerpo. Esta acumulación de líquido, denominada edema postoperatorio, es una respuesta fisiológica normal del organismo a la agresión quirúrgica.
  • Edema Síndrome Premenstrual: Durante el ciclo menstrual, muchas mujeres experimentan retención de líquidos, lo que se manifiesta como hinchazón, edemas y otras molestias. Estos síntomas se deben a los cambios hormonales que se producen durante la menstruación, los cuales favorecen la acumulación de líquido en el cuerpo.
  • Cicatrices: Se encuentran ubicadas en zonas donde no se puede realizar una correcta cicatrización de la herida, producido por la presencia de edema. El drenaje linfático se usa para evitar infecciones y la formación de las cicatrices queloides.
  • Trastornos Cutáneos (acné, eczema, rosácea…) : los movimientos del drenaje linfático manual ayudan a «abrir» los vasos linfáticos y estimular el flujo de la linfa, lo que puede ayudar a reducir la hinchazón, la inflamación y otros síntomas asociados a diversos trastornos cutáneos.
  • Estética: Una de las aplicaciones más importantes del drenaje linfático se centra en los procesos postoperatorios de intervenciones de cirugía estética, debido a que contribuye en la aceleración de la cura de los tejidos, evitando que se produzcan edemas, reduciendo la inflamación y el dolor.